Mejor imposible

Psicología y cine (II): Mejor imposible…aún con trastorno obsesivo compulsivo

En la película ‘Mejor imposible’, Jack Nicholson nos deja un personaje de los más divertidos del cine. Y de los más trastornados…

Aunque en el caso de ‘El Resplandor’ nos deja más una conducta de tipo paranoico y un poquito psicopática es en ‘Mejor Imposible’ donde plasma uno de los trastornos psicológicos que más encontramos en la práctica clínica… El TOC ( Trastorno Obsesivo Compulsivo).

Seguro que es por todos medio conocido lo que supone el TOC: pensamientos recurrentes y molestos (obsesiones) que intentan ser neutralizados a partir de compulsiones para acabar con la ansiedad que provocan.

Los obsesivos compulsivos tienden a vivir realizando conductas que pueden hacer desaparecer un pensamiento de tipo parásito que les genera ansiedad. Desde lavarse compulsivamente las manos para neutralizar la obsesión de que hay muchos gérmenes hasta acumular muchas cosas en casa por miedo a que un día las necesite y no las tenga.

Encontramos TOC de limpieza, de orden, de verificación, de acumulación… Todos siguen este círculo pernicioso encabezado por la obsesión, seguido de la ansiedad que provoca y mantenido por las compulsiones que intentan acabar con esta ansiedad.

Es importante que sí padeces este trastorno aprendas algo muy central en su tratamiento: a corto plazo las compulsiones parece que relajan esa ansiedad que te provoca la obsesión pero a largo plazo no sólo es que no funcionan, ¡sino que hacen más grande tu obsesión!

Así qué, sí quieres empezar por algo para vencer el TOC empieza por evitar el máximo tiempo posible hacer esa compulsión o comprobación y la obsesión empezara a deshincharse y a controlar cada vez menos tu vida cotidiana.

Sin embargo… Si te ves identificado en el protagonista de esta película acude a consulta psicológica para dejar de ser esclavo de las perniciosas obsesiones.

Comentar