Terapia de pareja

Psicólogo de pareja Madrid

Las crisis de pareja y los conflictos en la misma son normales en la evolución de la relación entre dos personas. Las discusiones, las peleas diferencias en puntos de vista, los enfados por celos o la infidelidad son algunos de los puntos más comunes que acuden a nuestro servicio de psicólogo de pareja Madrid.

Los conflictos son naturales e inevitables en la pareja y el tratamiento va destinado a aceptar estas diferencias o choques y centrarnos en no polarizarnos. Cuando hablamos de polarización nos referimos a esa tendencia a saltar con discusiones o haciendo el vacío ante determinados temas, es un patrón destructivo que se inicia ante determinadas situaciones. Suele expresarse en gritos, frialdad, reproches…

De tanto aparecer los conflictos y empezar ese patrón destructivo cada vez que hay algo donde se discrepa, se produce una desesperanza en los integrantes de la pareja que hace que se sientan sin salida y sin solución. Esta sensación es normal y es resultado, como decimos, de la polarización, no de los conflictos en sí mismo. Por mucho que nos empeñemos y nos hagan sufrir, los conflictos y diferencias son inevitables. Es más, las cosas que vemos diferente pueden ser incluso deseables . No es raro encontrar que aquello que nos diferencia fue lo que nos atrajo en un principio y, de alguna manera, nos complementa.

 

Motivos de consulta habituales en Terapia de Pareja

Al analizar la situación en terapia de pareja encontramos que hay uno o dos temas que son comunes a todas las discusiones. Es decir, que cada vez que se inicia el conflicto es porque está apareciendo “el tema de siempre”. Los temas más  comunes que encontramos en terapia matrimonial son:
  • Proximidad/distancia: uno de los miembros quiere más tiempo con el otro.
  • Le quiero más /me quiere menos: uno o los dos miembros sienten que el otro le quiere menos.
  • Organizado/artístico: estilos de vida diferentes en cuanto a organización del ocio y de su tiempo.
  • Grado responsabilidad de cada miembro: sentir que el otro está menos responsabilizado con tareas comunes o con la pareja.
  • Actitud convencional/diferente: diferentes estilos de entender la vida y las situaciones. Un miembro de la pareja es más tradicional o conservados frente a una visión más atípica del otro miembro.
Como decíamos, cuando examinamos la mayoría de las situaciones de conflicto podemos observar que, en cada pareja, responden a una de estas temáticas y son ejemplos diferentes de esa misma diferencia global o tema. Entender esto ayuda a la pareja a engoblar el problema en uno solo, minimizando esa sensación de que todo es un problema o motivo de discusión y que hay infinidad de cosas que les separan.

 

Reenfocando los problemas de pareja

Es importante señalar que las diferencias en estas temáticas no son patológicas, es decir, una manera no es mejor que la otra. Cada persona hemos vivido nuestra historia y esto conforma la manera que tenemos de entender y vivir la vida y, por extensión, la convivencia en pareja. Ser conscientes de que cada uno somos un ser humano diferente es un factor clave para conseguir la empatía en esos momentos de conflicto y conseguir no polarizarnos.
Para trabajar este objetivo nos ayudamos en terapia de multitud de ejercicios encaminados a entender que el otro es alguien diferente a nosotros y conseguir dialogar sobre ello sin necesidad de caer por inercia en la polarización (discusión o la frialdad). De esta manera creamos un clima sin pelea que será un terreno muy bueno para trabajar en resolver conflictos y negociar.

 

¿Qué puede aportarte nuestro servicio de psicólogo de pareja Madrid?

Un psicólogo de pareja puede ayudarte también a mejorar la comunicación en pareja y las habilidades de negociación. A partir de crear un clima de no polarización se trabajan técnicas de puesta en común de cosas que nos gustaría que el otro hiciera por nosotros o que cambiara. Las pautas que más damos son las destinados a crear una buena comunicación: ser concretos en las peticiones, no mezclar varios temas y tener cuidado con cómo me expreso. Cuando hablamos de un tema que es espinoso en un clima tranquilo y sin acusar conseguimos que el otro conecte más con nuestra necesidad y sea más fácil que ceda por algo que le estamos mostrando que es importante para nosotros.
psicologo de pareja madrid
Otro de los puntos centrales en el tratamiento para parejas reside en volver a conectar con todo aquello que nos enamoró del otro, aquellas cosas que hacíamos y que nos condujo a su lado. En ocasiones, como comentábamos, son incluso las diferencias las que hacen que la otra persona nos resulte atractiva por lo que conectar con todo esto con ayuda de un psicólogo de terapia de pareja mejora la satisfacción y la durabilidad de la unión.

 

En el tratamiento para este tipo de problemática se trabaja en conjunto en la mayoría de las ocasiones pero también se convoca a los miembros por separado. Estas sesiones están indicadas para recoger información pero también para tratar los problemas más centrados en la persona como individuo único. Hay algunos problemas de uno de los miembros que puede estar siendo central en los problemas de pareja y analizarlo y trabajarlo aumenta el éxito del tratamiento.

 

Superar una infidelidad

Por ultimo, creemos necesario hacer mención a la infidelidad y cómo influye en la relación. Está demostrado que cuando aparece una infidelidad la pareja siente un gran terremoto y se ven dañados pilares muy importantes. Muchas parejas, tras una terapia, se recuperan tras una infidelidad con niveles de satisfacción con el otro muy parecidos a los anteriores al engaño. Un terapeuta de pareja puede ayudarte con las emociones y pensamientos que se asocian a este problema y orientar en el cómo superar una infidelidad.

 

En SFR terapia de pareja madrid podemos ayudarte a salvar tu relación de pareja. En el siguiente enlace puedes comentarnos tus dudas o solicitar una primera visita.
ALGUNOS SÍNTOMAS
·
  Problemas de comunicación y entendimiento.
·
  Distanciamiento de los miembros.
·
  Planteamientos de separación.
·
Infelicidad en las relaciones mutuas.