Fobia social

Mejorar habilidades sociales

Las relaciones con los demás son muy importantes en el desarrollo de un ser humano. Somos seres sociales y esto implica que vivimos en grupo y tenemos que convivir con los demás para conseguir muchas cosas y sobrevivir. Además es una piedra angular para sentir que nos realizamos completamente. Estamos “programados” para que nos importen nuestras relaciones con los otros y tener interacciones íntimas y duraderas. Muchos de los problemas psicológicos de las personas que nos visitan están relacionados con las interacciones de nuestro día a día con los demás, por lo que mejorar habilidades sociales puede ser clave para un mayor grado de satisfacción personal y mejor calidad de vida.

Fobia social

La fobia social de define como un miedo intenso a relacionarse con los demás en situaciones más o menos concretas. En algunos casos más graves se siente miedo y evita casi todo contacto con los otros. Algunas de las situaciones más evitadas son: hablar en público, comer en público, entablar conversación, hablar con alguien del otro sexo, hablar con figuras de autoridad, pedir cosas o ser el nuevo en un grupo.

Las reacciones ante estas situaciones pueden ser muy desagradables y adoptar algunas de estas formas:

mejorar habilidades sociales

  • Palpitaciones
  • Sudor y sonrojamiento
  • Tartamudez
  • Sensación de confusión
  • Tensión muscular
  • Sensación de desasosiego y ansiedad
  • Nudo en el estómago
  • Pensamientos catastróficos y de “ser un inútil”

Normalmente cuando se dan estos síntomas la persona evita las situaciones sociales que le disparan esta ansiedad lo que provoca que cada vez el miedo aumente y se aísle más de los otros. Además del miedo, la mente de las personas que padecen fobia social es una mente experta en traer ideas o interpretaciones de lo que los demás piensan de él (normalmente cosas negativas y catastrofistas) lo que apoya las evitaciones y aumenta el alejamiento y, a la larga, el problema.

Problemas relacionados con las habilidades sociales

Algunos problemas con el entorno están relacionados con no saber relacionarse adecuadamente. Cuando esto ocurre se encuentran dificultades para hacer amigos, para relacionarse en el trabajo o con familiares. Algunos de los “errores” más comunes en las habilidades sociales son:

  1. No mostrar interés, como no mirar a los ojos
  2. Acaparar la conversación.
  3. No abrirnos ni contar nada personal nuestro.
  4. No parafrasear al otro, no invitando a que continúe su discurso.

En general, pueden entenderse como conductas sumisas o agresivas, es decir, no asertivas. Decir lo que necesitamos sin avasallar es lo que denominamos asertividad y es muy necesaria en las relaciones con los otros ya que sienta las bases de la comunicación y el intercambio entre dos personas. La falta de esta habilidad afecta a las relaciones.

Hay comportamientos más sutiles que no favorecen a las relaciones sociales y que son analizados en terapia para ayudar a la persona que nos visita a mejorar habilidades sociales y así optimizar su interacción con el entorno y establecer las relaciones que considere convenientes.

Aunque en estos casos de déficit en las habilidades sociales no hay un temor tan acusado como en el caso de la fobia social, también podemos encontrar que, en ocasiones, se acaba en evitaciones de ciertas situaciones sociales donde el resultado no ha sido el esperado. No es raro encontrar que, tras no tener mucha acogida o sentir que no han conseguido conectar, haya pensamientos de que no valen para las relaciones y abandonen muchas oportunidades de relacionarse.

Tratamiento de los problemas sociales: mejorar habilidades sociales

El tratamiento para mejorar habilidades sociales está centrado en varios puntos:

ayuda mejorar habilidades socialesEn primer lugar el análisis del caso concreto y la búsqueda de los patrones que estén manteniendo el problema. Como comentábamos, el miedo y las evitaciones son la mejor opción a corto plazo pero, a largo plazo, nos alejan de la vida en grupo que tanto necesitamos además de alimentar más la angustia y la sensación de no valía. Contemplar esta dinámica que no funciona es el principio para animar a utilizar otra estrategia donde no se dejen llevar por el miedo y se expongan a las situaciones sociales que les puedan acercar a metas importantes para ellos.

Para este fin nos apoyamos en técnicas de gestión de las emociones y del Mindfulness. El Mindfulness es la habilidad para contemplar nuestra mente y sus contenidos sin engancharnos en ella y permaneciendo conectados al presente y a todo lo bueno que nos brinda. Cuando tenemos problemas en las relaciones es normal pasar mucho tiempo encerrados en nuestra mente, en lo que pensarán de nosotros, analizando mucho lo que voy a decir, dándonos ánimos mentales… En resumen, estando dentro de nuestra mente. En el caso de las relaciones sociales es fundamental estar en el presente siendo nosotros mismos con una actitud abierta y sin barreras. Esto ayuda a que conectemos con los otros y consigamos relaciones sanas.

Otro punto donde nos centramos para tratamiento habilidades sociales es en practicar en consulta las diferentes dificultades que surgen en las interacciones con el psicólogo. La relación con el terapeuta es también una relación humana donde aparecen muchos patrones, miedo o “errores” similares a los que ocurren fuera. En sesión se aprovecha esta dinámica para señalarlo y trabajarlo “in situ” y favorecer a que las estrategias que se practiquen se reproduzcan fuera de la consulta.

En SFR Psicología nos centramos en el análisis de cada caso y en encontrar los patrones que mantienen los problemas sociales además de ayudarte a aplicar nuevos comportamientos que sustituyan a aquellas estrategias que no estén siendo las más útiles y te estén alejando de la persona que quieres ser cuando te encuentras interactuando con otros.

Si tienes dudas puedes escribirnos o contactar con un psicólogo.

ALGUNOS SÍNTOMAS
·
  Miedo excesivo e irracional a situaciones sociales.
·
  Evitación de estas situaciones.
·
  Enrojecimiento y excesiva sudoración.
·
Baja autoestima.