estrés

Estrés

Denominamos estrés o “burnout”a los síntomas que nos acontecen en momentos donde el entorno nos demanda mucho y nos sentimos quemados y agobiados. Hay momentos vitales donde nuestra situación nos exige un esfuerzo extra por ejemplo cuando hay hijos pequeños, épocas puntuales en el trabajo o periodos donde nos traemos varias cosas entre manos. Ante estas situaciones el cuerpo reacciona de diferentes maneras que son normales por las exigencias pero que, en algunos casos,  puede que nos indiquen que debemos parar.

Síntomas de estrés

El estrés puede manifestarse de muchas maneras, algunas de las más comunes son las siguientes:
  • Dificultad para dormir
  • Preocupación constante
  • Sensación de tener la cabeza “a tope”
  • Falta de apetito o ingesta compulsiva
  • Problemas estomacales o de piel
  • Sensación de fatiga
  • Taquicardias
  • Abuso de alcohol o sustancias
  • Irritabilidad
Los síntomas de estrés son síntomas de activación y son normales en los seres humanos. Todos ellos están encaminados a preparar nuestro cuerpo para satisfacer la demanda que está percibiendo, sin embargo, cuando son muy intensos o alargados en el tiempo pueden tener efectos contraproducentes y nos generan altos niveles de sufrimiento.

 

Problemas al gestionar el estrés


Para comenzar, si estamos bajo síntomas de estrés, es importante saber parar y analizar nuestra situación actual. Probablemente haya algunos aspectos de tu día a día que estén poniendo a tu cuerpo bajo unos niveles de exigencia que, mal gestionados, pueden ser perjudiciales. Los síntomas de estrés son, muchas veces, un aviso de que debemos parar. Es importante darle al cuerpo sus tiempos de descanso y de ocio. No es raro encontrar que el estrés mal manejado puede estar relacionado con consumo de algunas sustancias o con llevarnos a comportamientos compulsivos o agresivos.

tratamiento estrés
Estos formas de gestionar el estrés, cuando las analizamos en consulta, vemos que son una manera rápida y fácil de deshacernos de él, sin embargo, a largo plazo hacen que se cronifique y que el estrés sea más protagonista en nuestra vida, alejándonos de las personas que nos gustaría ser. Además de estos comportamientos de evasión encontramos asociado al estrés lo que llamamos “dar vueltas a la cabeza”.

Tratamiento estrés: Ayuda psicológica


Las personas que solicitan ayuda para el tratamiento del estrés no desconectan de aquello que les preocupa o que tienen entre manos en ese momento. La mente humana es una mente que está hecha para solucionar problemas y tiene una fijación enorme por engancharse a aquellas cosas que quedan por hacer o solucionar. Esto es algo maravilloso que nos ha ayudado a llegar donde hemos llegado, sin embargo, si lo hago sistemáticamente con todas las tareas y pensamientos que me mande la mente puede ser un problema ya que la sobreactivamos y sufrimos. Además de la angustia que produce nos perdemos muchos momentos agradables por no estar presentes y estar encerrados en nuestra mente solucionadora.

No es raro encontrar que bajo el estrés hay una persona que sale del trabajo y no para de pensar en lo que ha hecho o hará mañana. De alguna manera sigue con su mente activada, solucionando problemas y sin descansar ni estar presente en sus momentos de descanso, desconectado de sus familiares, de sus hobbies y de cuidarse a sí mismo.

Con estas dinámicas , solo conseguimos no conectar de ese momento de relax y no aprovechar las posibilidades que nos brinda, de descanso, de conexión con los otros o de evasión. Es por esto que trabajar la capacidad de estar presentes y no dejarnos llevar por todo lo que nos lance la mente es un objetivo fundamental en el tratamiento de estrés.

El Mindfulness es el nombre que usamos para denominar a esta capacidad de estar presente y entender que la mente es muy “juguetona”y no tenemos porque enredarnos con ella cada vez que lo desee. Para trabajar esta capacidad nos apoyamos de técnicas de visualización y prácticas diarias para conseguir estar con atención plena en la situación que nos encontremos.

Por tanto, podemos concluir que para el tratamiento del estrés es necesario que analicemos nuestro día a día y si hay algo que nos estamos exigiendo demasiado así como analizar las estrategias que tengo de gestión del estrés y si me están ayudando realmente a conseguir la vida que deseo. A su vez, aprender y practicar la capacidad de estar presente en los momentos de descanso es otra ayuda para vernos a nosotros actuando en nuestra vida de manera óptima y satisfactoria.

Además de esto, una consulta con un psicólogo puede guiarte para analizar tu caso integralmente para identificar cualquier proceso o problema más allá del estrés que pueda estar influyendo en tu situación y ayudarte con ello.

En SFR Psicología ofrecemos tratamiento de estrés fundamentado en los avances psicológicos para el estrés más actualizados, aportando técnicas y métodos de eficacia probada. Puedes plantearnos tus dudas o contactar a un psicólogo para el estrés en Madrid clicando en el enlace.

ALGUNOS SÍNTOMAS
·
  Excesiva alteración por pequeños problemas.
·
  Incapacidad de parar de pensar en los problemas.
·
  Problemas físicos (dolores, insomnio, fatiga...).
·
Alta irascibilidad.