Lo que el viento se llevó

Psicología y cine (I): Escarlata histriónica

‘Lo que el viento se llevó’ es una de las películas más famosas del cine y la novela en la que esta basada es, al mismo tiempo, un clásico muy recomendado.

Si analizamos a fondo la novela, queda clarísima la tendencia histriónica de Escarlata O’Hará.

El trastorno histriónico de la personalidad es definido como un trastorno que encarnan aquellas personas que tienden a ser muy teatrales, siempre quieren ser el centro de atención, seductoras en su comportamiento, extremistas e impulsivas.

Cualquiera que haya visto el comportamiento de escarlata en las escenas iniciales de la película se da cuenta del tipo de mujer que es, seductora y caprichosa. Siempre rodeada de hombres a los que sabe alagar para tenerlos tras ella.Lo verdaderamente patológico es que en realidad no les quiere. Aquí entra uno de los grandes comportamientos problemáticos de las personas como escarlata: para una persona normal la seducción es el camino para enamorar a la persona que le gusta, para una histriónica la seducción es el fin en sí mismo y puede ser puesto en práctica en cualquier momento y con cualquier hombre. La señorita O’Hará esta enamorada de Ashley que, paradojas de la vida,es el único que no lo abandonaría todo por ella. Será esta historia la que persiga el relato en toda su extensión ( que es mucha).

Durante toda la historia es Escarlata la misma caprichosa y, aunque va madurando en sus formas, continúa con una tendencia exagerada a mirarse el ombligo y anteponerse ante prácticamente cualquiera.

Gracias a su coquetería llega a conquistar corazones importantes que la brindarán la riqueza y posición que ella deseaba.

A pesar de tratarse de un personaje ficticio es bastante fiel a la personalidad histriónica que tanto malestar causa en las personas que la padecen y en los que les rodean.

Si por un momento has pensado que en vez hablar de Escarlata te estábamos nombrando a ti…¡Anímate a buscar ayuda!

 

Comentar